viernes, 30 de marzo de 2012

QUEQUE CHOCO-NARANJA

   Hace poco, Cristina, del blog Kanela y limón publicó en su blog la receta del Bizcocho de anís de la Señora Orlanda. Le quedó fantástico, pero además, junto a la receta publicó las fotos de todos los que participaron en el reto que lanzó en Facebook. Con todas estas "pruebas", me quedó claro que es una receta estupenda, de esas que nunca fallan.
   Es por eso por lo que yo me he atrevido, respetando las proporciones, a hacerle una serie de cambios que han dado como resultado un queque de un sabor y una textura espectacular. Tanto así, que la siguiente frase que dijeron todos los que lo probaron fue: "¿Puedo repetir?".
   Además conté con un "ayudante de cocina" que contribuyó a que estuviera aún más lustroso.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • 4 huevos.
  • 100 ml. de Licor 43.
  • 50 ml. de aceite de girasol.
  • 250 ml. de zumo de naranja.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 325 gr. de harina de repostería.
  • 75 gr. de cacao puro Valor.
  • 1 sobre de levadura Royal.
Para la cobertura:

  • Una tableta de chocolate a la naranja Lindt.
  • 100 ml. de nata.
  • 1 cucharadita de las de postre de mantequilla.
  • Una cucharada sopera de licor 43.
   Precalentamos el horno a 180º.
   Empezamos por cascar los huevos en un bol.
   Los batimos hasta que tripliquen su volumen.
   Añadimos el licor, el aceite, el zumo de naranja y el azúcar y seguimos batiendo.
   Tamizamos el harina y el cacao y los dejamos caer en el bol de la mezcla.
   Seguimos batiendo con cuidado hasta que la mezcla esté homogénea.
   Vertemos la mezcla sobre el molde. (Si no fuera de silicona, tendríamos que untarlo de mantequilla y ponerle harina para que no se nos pegue.)
   Como, en mi caso, usé un molde de silicona y no me fío mucho de ellos, porque tienden a deformarse, coloqué el molde dentro de un aro metálico para que no pudiera ceder.
   Horneamos unos 50 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta ésta nos salga limpia.
   Cuando esté tibio, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar del todo.
   Ahora preparamos la cobertura. Les pongo una foto del chocolate que usé por si no lo conocen.
   Troceamos el chocolate en un calentador, mejor con asa para que sea más cómodo verterlo sobre el queque.
   En otro calentador echamos la nata y la llevamos al fuego.
   En cuanto la nata rompa a hervir, la retiramos del fuego y la vertemos sobre el chocolate. Dejamos reposar un minutito.
   Removemos con las varillas y, cuando esté disuelto, echamos la mantequilla y el licor y seguimos batiendo. (Saldrán trocitos de almendra que trae el chocolate).
   (Aquí yo cometí un error. Tenía que haber dejado enfriar la mezcla un poco para que no esté tan líquida para luego verterla.) 
   Echamos el chocolate sobre el queque. 
   Por no haber dejado enfriar el chocolate, todo se me fue al fondo del plato. Pero entonces...

   Escuchando mis quejas y lamentos en la cocina (por no citar lo que dije realmente que si no pensarían que soy una ordinaria), apareció "mi ayudante" y según sus palabras textuales "Llegó el bombero al rescate".
   Así, que espátula en mano, fue "pintando" el queque con el chocolate y dejándolo bien lustroso. Ya ven, para que digan que los bomberos lo único que manejan bien es la manguera, jeje.
   Miren lo bonito que lo dejó.
   Y miren el corte tan espectacular que tiene.
   Ya saben, si quieren pueden repetir.

miércoles, 28 de marzo de 2012

CABALLAS EN ADOBO


   Ahora que se acerca la Semana Santa, el consumo de pescado aumenta. Uno de los pescados azules que más me gustan a mí es la caballa y esta forma de prepararlas es muy típica por aquí. Quedan riquísimas y a mi me encanta que se queden churruscaditas.

   Los ingredientes que usé fueron:
  • Alrededor de un kilo de caballas (Yo le pido al pescadero que me las limpie y les quite las cabezas).
  • 5 o 6 dientes de ajo (Como media cabeza).
  • Unas hojas de tomillo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 cucharadas soperas de orégano.
  • 1/2 vaso de aceite.
  • Un chorro de vinagre.
  • Una cucharadita de pimentón.
  • Sal.
   Empezamos por pelar los ajos, los abrimos por la mitad y les retiramos el germen.

   Ponemos en la picadora los ajos, el aceite, el vinagre, el orégano,el tomillo, el pimentón, la sal y el chorro de vinagre.
   Trituramos todo muy bien.
   Según el tamaño que tengan las caballas, las partimos en dos o tres trozos, las ponemos en un bol amplio y le vertemos encima el adobo y las hojas de laurel.
   Removemos para que las caballas queden bien impregnadas. Las cubrimos con papel film y las dejamos reposar en la nevera un par de horas.
   En una sartén, sin añadir nada de aceite, las vamos haciendo a nuestro gusto. Como dije a mi me encanta que queden churruscaditas.
   Las vamos retirando en un plato.
   Las servimos, en este caso acompañadas de unas papitas sancochadas, y las disfrutamos.
   Para chuparse los dedos.

lunes, 26 de marzo de 2012

HUEVOS EN CAZUELA

   Hoy les traigo una receta muy fácil y rápida de preparar. Este es uno de los platos que me preparo los días que me toca almorzar sola y, aunque hay distintas versiones de él, yo he utilizado los ingredientes que tenía a mano en la nevera.
   Los ingredientes que usé fueron (Para una cazuela):

  • Dos huevos.
  • Una o dos cucharadas de tomate frito.
  • Dos o tres pimientos del piquillo.
  • Jamón cortado en trocitos.
  • Sal en escamas.
   Precalentamos el horno a 210º mientras preparamos la cazuela.
   En el fondo ponemos el tomate frito, cubriéndolo bien.
   Ponemos el jamón al gusto.
   Sobre el jamón, acomodamos los pimientos de piquillo, que habremos cortado en tiras.
   Cascamos los huevos sobre los pimientos.
   Añadimos si queremos otros pocos trocitos de jamón.
   Horneamos hasta que los huevos estén a nuestro gusto, le ponemos unas poquitas escamas de sal por arriba y ya tenemos nuestro almuerzo listo para disfrutar.
   Estupendo plato para preparar en un momentito.

   Aprovecho la entrada para agradecer a Isa, del blog Copiando recetas el premio que me ha concedido, que aunque ya lo tenía me hace igual ilusión recibirlo. Les aconsejo que pasen por su blog, que tiene unas recetas estupendas.
¡MUCHÍSIMAS GRACIAS, ISA!

viernes, 23 de marzo de 2012

MAGDALENAS DE CHOCOLATE DECORADAS

   Estas magdalenas me parecen ideales para una meriendita con amigas o, como en este caso, con la familia. Se las vi a Lidia de la O, del blog Atrapada en mi cocina y me parecieron perfectas para la merienda del domingo en casa de mis padres.
   La receta que ella puso es para ocho magdalenas, pero yo tuve que doblar las cantidades porque si no me quedaba corta para los que solemos haber allí. Y eso porque era un día en que no estábamos todos, que si no hubiera tenido que multiplicarla por cuatro.
   También le hice alguna modificación en la crema que las cubre.
   Si quieres ver las de Lidia, pincha aquí y así aprovechas y te das un paseo por su blog que tiene unas recetas estupendas y unas fotografías espectaculares.
   Los ingredientes que usé fueron(para 16 magdalenas):
Para las magdalenas:

  • 110 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas de cacao puro Valor.
  • 2 cucharaditas (de postre) de vainilla líquida.
  • 240 ml de leche.
  • Una cucharada de zumo de limón.
  • 300 gr. de harina.
  • Una cucharadita de bicarbonato.
  • Una cucharadita de vinagre de vino blanco.
Para la crema de queso:

  • 250 gr. de queso Philadelphia frío.
  • 120 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 500 gr. de azúcar glass.
  • Una cucharada de cacao puro Valor.
  • Bolitas de tres chocolates (las conseguí en Alcampo, de la marca Vahine).
   Empezamos poniendo la leche en un bol y la templamos, dándole unos 25-30 segundos de micro. Echamos la cucharada de zumo de limón y dejamos reposar. Obtendremos una especie de "leche cortada".
   Ponemos en un bol la mantequilla y el azúcar y batimos.
   Añadimos el huevo y la vainilla y seguimos batiendo.
   Echamos en un cuenco la harina y el cacao.
   Incorporamos al bol la mitad de mezcla de harina y cacao y la mitad de la leche y seguimos batiendo.
   Luego echamos el resto de ambos y continuamos batiendo.
   En una taza mezclamos el vinagre con el bicarbonato y dejamos que empiece a burbujear.
   Lo vertemos en el bol de la mezcla.
   Batimos hasta que esté bien integrado.
   Yo puse la mezcla en una manga para que me fuera más fácil y cómodo rellenar las cápsulas. Precalentamos el horno a 170º.
   Ponemos en una bandeja de horno las cápsulas de papel, que colocaremos dentro de flaneras desechables para que no se deformen.
   Rellenamos las cápsulas un tercio de su capacidad y horneamos durante unos 20-30 minutos, hasta que al pincharlas con una brocheta nos salga limpia.
   Mientras vamos preparando la crema. Ponemos en un bol la mantequilla y el azúcar, que tamizaremos con un colador.
   Añadimos también la cucharada de cacao y batimos.
   Incorporamos el queso y batimos hasta que quede bien integrado.
   Introducimos la crema en una manga con boquilla rizada y reservamos en la nevera hasta el momento de usarla.
   Sacamos las magdalenas del horno y dejamos que se enfríen completamente.
   Sobre cada una de ellas ponemos un poco de la crema de queso, cubriendo toda la superficie.
   Por último, las decoramos con las bolitas de chocolate y ya las tenemos listas para disfrutarlas.
   Así se quedan en el interior.
   Como dije, una merienda estupenda.
   
   Aprovecho la entrada para agradecer a Lidia, del blog Cooking Lidia el premio que me he otorgado.
¡MUCHAS GRACIAS LIDIA!