lunes, 30 de enero de 2012

GUISO DE GARBANZOS CON ESPINACAS

   Bueno, pues ya ha llegado el frío por aquí. Se ha resistido un poco pero ya lo tenemos con nosotros. 
   La verdad es que yo no lo llevo muy bien, que soy muy friolera. Para mí, todo lo que sean menos de 20 grados ya es frío, así que imaginen.
   Una buena forma de atajarlo es con un guisito calentito.
   Éste que les traigo hoy entra estupendamente y sienta de maravilla al cuerpo. Además no nos tomará mucho tiempo prepararlo.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Un bote de garbanzos cocidos (400 gr. de peso escurrido).
  • 4 manojos de espinacas (Estaban bien hermosos).
  • Una cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Medio pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo.
  • Una zanahoria grandecita.
  • Dos tomates maduros.
  • Un chorrito de vino blanco.
  • Una cucharadita de pimentón dulce.
  • Una cajita de bacon en tiras.
  • Un poco de tomillo.
  • Una hoja de laurel.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.
   Pelamos y picamos bien pequeños el ajo y la cebolla.
   Raspamos la zanahoria y la picamos menudita. Hacemos lo mismo con los pimientos.
   En una sartén, con un poco de aceite, doramos los ajos.
   Añadimos la cebolla y dejamos que se poche.
   Mientras, lavamos los tomates y los rallamos, recogiéndolo en un bol.
   Añadimos a la sartén, los pimientos y la zanahoria. Dejamos que se cocine un poco.
   Añadimos el pimentón y removemos rápidamente para que no se nos queme.
   Incorporamos ahora los tomates rallados y removemos para que se mezcle con el sofrito.
   Añadimos un chorrito de vino blanco, un poco de sal, el tomillo y el laurel. Dejamos que se cocine unos 20-25 minutos a fuego medio-bajo.
   Escurrimos los garbanzos en un colador y los lavamos bajo el chorro de agua fría hasta que salga limpia.
   Volcamos el sofrito hecho en un caldero.
   Lavamos y picamos las espinacas.
   Las añadimos al caldero y ponemos a fuego medio. Les damos unas vueltas.
   Echamos los garbanzos y removemos con cuidado.
   En la misma sartén del sofrito, sin añadir nada de aceite, doramos las tiras de bacon.
   Las añadimos al caldero.
   Cubrimos con agua y echamos sal. Dejamos cocinar unos 10 minutitos.
   Después de dejarlo reposar un rato, tapando el caldero, está listo para servirlo y disfrutarlo.
   Una manera estupenda de entrar en calor. ¡Qué aproveche!

viernes, 27 de enero de 2012

QUEQUE CON NUECES, ALMENDRAS Y PASAS

   No lo puedo evitar. Mira que veo muchísimas recetas de cocina cada día en los distintos blogs y, sin embargo, sigo comprando revistas de cocina. ¡Qué le vamos a hacer! Es un vicio que tengo.
   Y además, muchas veces, de las revistas que compro, sólo me gustan un par de recetas. Las demás me parecen muy complicadas o muy calóricas.
   No es el caso de una de las últimas que me he comprado (bueno, en realidad fue mi marido quién me la compró). La verdad es que, en este caso, son unas pocas las que no me gustan, porque tiene unas recetas buenísimas.
   Ya he hecho algunas de ellas y tengo unas cuantas pendientes.
   En este caso, la elegida fue este queque para llevarle a mi papi, que el pobrecito estuvo ingresado en el hospital durante dos días (la primera vez en toda su larga vida) y el hombre se quedó un poquito mimoso. Así que se lo llevé para endulzarle un poco.
   En cualquier caso, como la mayoría de las veces, no he seguido la receta al pie de la letra, sino que le he hecho algunas modificaciones de acuerdo a las existencias de mi despensa.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • 300 gr. de harina de repostería.
  • 2 huevos.
  • 180 gr. de azúcar moreno.
  • 130 ml. de aceite de girasol.
  • 2 yogures griegos azucarados.
  • 3 sobres de gasificante (3 blancos y 3 morados).
  • Una cucharada de vainilla líquida.
  • 100 gr. de pasas.
  • 50 gr. de almendras.
  • 50 gr. de nueces.
   Precalentamos el horno a 170º.
   Empezamos poniendo los huevos y el azúcar en un bol. Los batimos con las varillas eléctricas hasta que tripliquen su volumen.
   Añadimos entonces el aceite, los yogures y la vainilla y batimos de nuevo.
   Añadimos el harina, tamizándola con un colador. Añadimos también los sobres de gasificante.
   Vamos removiendo suavemente, con las varillas manuales, hasta que se integre bien.
   Ponemos en la picadora las almendras y las nueces. Las trituramos bien.
   Las añadimos al bol. También añadimos las pasas. Seguimos removiendo para que quede todo bien mezclado.
   Forramos un molde de plumcake con papel de horno.
   Vertemos la mezcla en el molde, la alisamos con una espátula y damos unos golpecitos para que se asiente bien la masa.
   Metemos en el horno durante una hora. (A los 30 minutos, cubrí con una hoja de papel aluminio para que no se tostara demasiado). Comprobamos que esté hecho pinchándolo con un palillo. Si sale limpio es que está listo.
   Cuando esté tibio, lo desmoldamos y dejamos enfriar.
   Cuando esté frío, ya lo podemos cortar.
   A mi padre le encantó. Bueno, y a todos lo que lo comieron.
   Ideal para acompañar un cafelito o un chocolate en la merienda.

miércoles, 25 de enero de 2012

ARROZ CON SALCHICHAS FRESCAS DE POLLO

   Teníamos un asaderito en casa de mi madre y, a última hora, no pudimos subir porque mi niña se puso malita con fiebre.
   Una de las cosas que había para asar eran salchichas de pollo frescas, mis favoritas, y como mi mami lo sabe, pues me mandó con mis hermanas una bandejita. 
   Pero claro, para nosotros una bandeja de veinte salchichas es mucho, así que cuando le vi a Laury, del blog Con aroma a caserito el arroz que preparó con salchichas, pues claro, preparé algo similar usando parte de ellas.
   Es la primera vez que uso las salchichas para hacer el arroz, pero les puedo asegurar que no será la última, porque quedó un arroz delicioso.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Unos 250 gr. de arroz.
  • El doble y la mitad de caldo de pollo.
  • Siete salchichas frescas de pollo.
  • Medio pimiento rojo.
  • Medio pimiento verde.
  • Una cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una cucharada de tomate frito.
  • Una cucharadita de pimentón dulce.
  • Un poco de colorante alimentario.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.

   Empezamos por pelar y picar bien el ajo y la cebolla. Picamos también menuditos los dos pimientos.
    Troceamos las salchichas.
   Ponemos un poco de aceite en la paellera y doramos los trozos de salchichas. Los retiramos y los reservamos en un plato.
    En la misma paellera, echamos los ajos y los doramos un poco.
    Añadimos la cebolla y dejamos que se poche.
    Incorporamos entonces los pimientos y dejamos que se siga cocinando.
   Cuando estén blanditos, echamos sobre ellos un poco de colorante y un cucharadita de pimentón. Removemos rápidamente para que no se nos queme.
   Ahora vertemos el tomate frito y removemos para que se mezcle bien.
   Medimos el arroz en una taza.
   Utilizando la taza de medir el arroz como medida, ponemos a calentar el doble y la mitad (de esa taza) de caldo de pollo.
   Ahora incorporamos las salchichas a la paellera y removemos.
   Hacemos lo mismo con el arroz y lo rehogamos durante unos minutos.
   Vertemos el caldo caliente, salamos, removemos un poco.  
    Dejamos cocinar a fuego medio, hasta que absorba todo el líquido. Entonces lo apagamos, lo tapamos y lo dejamos reposar. (Yo lo cubro primero con papel de cocina y luego con papel de aluminio,para que el vapor de agua no vuelva a caer al arroz).
   Sólo nos queda llevarlo a la mesa para disfrutarlo.
   A mí como más me gusta es con un poquito de ali-oli.
   Sin duda, pasará a formar parte de mi recetario habitual.
   Por cierto, mi nena ya está bien.