miércoles, 30 de noviembre de 2011

POLLO AL CURRY CON PIÑA

   Esta receta me la enseñó hace muchísimos años uno de mis hermanos. Me encanta porque es muy facilita de hacer y, sin embargo, está riquísima. Además, es perfecta para ofrecer cuando tenemos invitados en casa y no andamos con tiempo de complicarnos demasiado la vida.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Dos pechugas de pollo.
  • Una lata de piña al natural (de la que trae cuatro rodajas).
  • Una lata de leche evaporada (la receta original lleva nata, pero preferí la leche evaporada para que fuera más ligera).
  • Curry en polvo.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Un vaso de arroz Basmati.
  • El doble y la mitad de arroz de agua.
  • Uno o dos dientes de ajo.
   Lo primero que haremos será preparar un arroz.

   Empezamos pelando y picando el ajo.
    Medimos el arroz en un vaso de agua.
   Ponemos el agua en una jarra (el doble y la mitad del vaso) y la calentamos en el microondas.
    En un caldero, ponemos un poco de aceite y rehogamos los ajos.
    Añadimos el arroz y le damos unas vueltas, para que se impregne bien.
    Cubrimos con el agua caliente, añadimos una cucharadita de sal y dejamos a fuego medio.
    Dejamos hasta que absorba toda el agua y reservamos.
   Mientras fileteamos las pechugas, dejando los filetes más bien gruesos y los salpimentamos.

   Los hacemos en la sartén con un poquito de aceite y los vamos reservando.
   En la misma sartén de freír el pollo, añadimos la leche evaporada (o la nata), cuatro cucharadas del jugo de la piña y un poquito de curry.
   Dejamos que hierva y reduzca un poco y entonces añadimos las pechugas y las dejamos un minutito más.
   Secamos las rodajas de piña con papel de cocina.
   Las pasamos por una sartén, con unas gotitas de aceite.
   Ya sólo nos queda componer el plato, con la pechuga, un poco de arroz, las rodajas de piña y regadito con la salsa.
   ¿A que tiene buena pinta?

lunes, 28 de noviembre de 2011

JUDÍAS CON PAPAS Y CHORIZO

   Esta es mi versión de un plato que forma parte del recetario de mi madre y que ella llama "Judias, fideos y papas". A mi me gusta tal cual la prepara ella, pero me apetecía hacerle algún cambió y así fue como quedó.
   Curiosamente, el mismo día que la preparé, justo después de almorzar entré en el blog de Sonia, La magia de Sonia, y ella había preparado el plato de manera muy similar y según me explicó, su mami también le pone los fideos.
   Los ingredientes que usé fueron:

  • Una cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una zanahoria grande.
  • Medio pimiento rojo.
  • Medio pimiento verde.
  • Dos o tres papas medianitas.
  • Unos 250 gr. de judias (Las usé tiernas, por lo que no las tuve que poner a remojo. Si se usan secas hay que ponerlas a remojo en agua fría la noche anterior).
  • Un trocito de chorizo.
  • Una cucharadita de pimentón dulce.
  • Una pastilla de caldo.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Agua.
   Primero pelaremos los ajos y la cebolla y los troceamos pequeñitos.
    Hacemos lo mismo con la zanahoria y los pimentos.
    Pelamos las papas, las lavamos y las cortamos a trocitos un poco mayores que el resto de las verduras.
    En la olla, ponemos un poco de aceite y doramos los ajos.
    Añadimos la cebolla y dejamos pochar un poco.
    Incorporamos las zanahorias y los pimientos, removemos y dejamos rehogar un poco.
    Mientras troceamos el chorizo en rodajitas.
    Añadimos a la olla el pimentón y removemos rápidamente para que no se nos queme.
    Incorporamos el chorizo y le damos unas vueltas.
    Echamos las papas y las judias y volvemos a remover bien.
    Añadimos ahora la pastilla de caldo desmenuzada y un poquito de sal.
    Cubrimos con agua.
    Cerramos la olla, lo ponemos al máximo y, cuando suban las anillas, bajamos el fuego al cuatro y dejamos cocinar durante 18 minutos. Dejamos que se despresurice la olla y abrimos.
   Sólo nos queda abrirla, servirla y disfrutar de este estupendo platito.
   Estupendo, acompañadito de un trocito de queso tierno, aunque también está estupendo si le ponemos un poquito de gofio espolvoreado.

viernes, 25 de noviembre de 2011

TARTA MOUSSE DE CREMA DE TURRÓN

   Uno de los inspiradores de mis tartas es mi marido. Cuando va a la compra y ve algún producto susceptible de ser usado para hacer una tarta mousse, allá que me llama y me dice: "Caro, vi "tal cosa" y yo creo que con esto a lo mejor puedes hacer una tarta".
   Bueno, pues esto es lo que pasó para que esta tarta "naciera". Fue al Mercadona y vio una crema de turrón de la marca Antiuxixona y me llamó enseguida.
    Aunque yo había visto ya por la red algunas tartas de turrón, he preferido hacerla usando mi receta base y funcionó, vaya si funcionó.
   Los ingredientes que usé fueron:

Para la base:
  • 200 gr. de galletas digestive.
  • 100 gr. de mantequilla.
Para la mousse:
  • 300 gr. de queso batido desnatado.
  • 2 yogures de turrón cremosos (también se puede usar griego).
  • 500 ml. de nata para montar muy fría.
  • Un bote de crema de turrón.
  • 100 gr. de azúcar.
  • 10 ó 12 hojas de gelatina (20 gr.).
  • 1/2 vasito de leche.
Para la decoración:
  • Granillo de almendra crocante
   Empezamos preparando la base. En un plato, donde vamos a servir la tarta, colocamos un aro engrasado y cubierto con papel de horno.
  Colocamos en la picadora las galletas y las trituramos muy bien.
  Derretimos la mantequilla en un calentador o en el microondas.
  Echamos en un bol las galletas y la mantequilla y mezclamos bien hasta formar una pasta.
  La volcamos sobre el molde preparado y la presionamos bien para que quede bien sellada. Metemos en la nevera mientras preparamos la mousse.

   Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
   Ponemos a calentar la leche, sin que llegue a hervir.
   Retiramos del fuego, añadimos las hojas de gelatina escurrida y removemos con varillas hasta que se disuelvan. Dejamos enfriar.
   En un bol amplio ponemos los yogures, el queso, al azúcar y la crema de turrón.
   Batimos bien con la batidora. Añadimos la leche con gelatina y seguimos batiendo.

   En otro bol montamos la nata con las varillas eléctricas.
   La volcamos sobre la mezcla anterior.

   Removemos con movimientos suaves, de abajo a arriba, hasta que quede todo homogéneo.
   Vertemos la mezcla sobre la base de galletas y alisamos bien con la espátula. Reservamos en la nevera hasta el día siguiente.
   Antes de desmoldar la tarta, la decoramos con el granillo de almendra, en este caso, usé una de las plantilla que me enviaron mis hermanas gaditanas favoritas, del blog La cocina de Camilni.
   Antes de servir, desmoldamos y retiramos cuidadosamente el papel.
   Si me descuido no llego a tiempo de sacarle foto al corte.
   A todos les gustó mucho y, además, el comentario general fue que "sabía a Navidad". 
   Quiero aprovechar esta entrada para agradecer  a Rocío, del blog Cocinando con Rocío este premio que me ha dado.
 ¡Muchas gracias Rocío!